FAQ


¿Cómo funciona
escapel?

preguntas frecuentes

  • Su uso no provocará la menstruación directamente.
  • Después de tomar Escapel®, la mayoría de mujeres presentan la regla dentro de la fecha habitual, aunque puede alterarse temporalmente y el próximo periodo puede empezar un poco antes o unos pocos días más tarde.
  • La menstruación ha de venir, como máximo, al cabo de 3 semanas de la administración de Escapel®, si no es así es recomendable que te hagas una prueba de embarazo para descartar el estar embarazada.

No, no es lo mismo, porque su eficacia es mayor, mientras más pronto, luego de la relación desprotegida, se tome.

Es mucho más eficaz si te la tomas dentro de las primeras 24 horas después del coito no protegido, pero baja su efectividad si la tomas a partir de las 24 horas hasta las 72 horas.

Si vomita dentro del período de 3 horas luego de haber tomado Escapel®, debe repetir la toma de forma inmediata, por cuanto, por el hecho de vomitar se afecta la eficacia de Escapel.
Si hay otra afección de orden gastrointestinal presente (diarrea), se recomienda la ingesta de una tableta adicional.

No. Cualquier mujer en edad reproductiva que haya tenido una relación sexual desprotegida puede utilizar Escapel®.

La diferencia es solo el formato de presentación, ambas logran el mismo efecto. 

  • El envase de Escapel1 tiene 1 píldora que contiene 1.5 mg de levonorgestrel.
  • El envase de Escapel2 tiene 2 píldoras y cada píldora contiene 0.75 mg de levonorgestrel.

    Por tanto ambas presentaciones contienen la misma cantidad de levonorgestrel.


El método fue diseñado para ser usado de esa manera, sin embargo, muchas mujeres (más del 40%) olvidan la segunda toma, poniendo en riesgo la eficacia de Escapel®.
Por lo anterior sugerimos ingerir (tomar) ambos comprimidos a la vez (en una sola toma), o usar Escapel® -1, que evita el olvido de la segunda toma.

Aunque no haya constancia de efectos dañinos serios tras la toma de varias pastillas del día después a la vez, se pueden presentar efectos secundarios tales como náuseas y vómitos o tener sangrados vaginales anómalos.

Si te has quedado embarazada aun habiendo tomado Escapel®, no se disponen de datos que indiquen que pueda causar ningún tipo de daño al embrión. Aun así, es recomendable que acudas a tu médico urgentemente, sobre todo si sufres dolor abdominal intenso.

De la misma forma si tomas Escapel® sin saber que estás embarazada.

Sí, pero dado que el levonorgestrel se excreta por la leche materna, es recomendable que lo tomes después de dar el pecho y evites darlo de nuevo al menos durante 8 horas tras la toma de la pastilla. Después sácate la leche con un sacaleche durante las 8 horas posteriores a tomar el comprimido y deséchala. De este modo habrás tomado el comprimido bastante antes de la siguiente toma y reducirás la cantidad de principio activo que pueda ingerir tu [email protected] con la leche materna.

En este caso, el consejo profesional es imprescindible. Hay algunos fármacos que pueden interferir con la píldora del día después. Ante cualquier duda lo mejor es consultar con el farmacéutico.

Sólo debes utilizar Escapel® en situaciones de emergencia y nunca como método anticonceptivo habitual. No está demostrado que haya efectos secundarios si se repite, pero si se utiliza más de una vez durante el mismo ciclo menstrual, su eficacia es menor y es posible que aparezcan alteraciones como sangrados irregulares.

Generalmente no hay que ir al médico de forma rutinaria, sin embargo, se recomienda ir lo antes posible si se presenta dolor en la parte inferior del abdomen. En el supuesto de que la próxima menstruación sea ligera, diferente a lo habitual o si se retrasa más de 21 días, hay que dirigirse a un profesional de la salud.

No, Escapel® no es abortivo. Su mecanismo de acción es anovulatorio, por lo tanto, evita o retrasa la ovulación y con ello impide la fecundación (no hay óvulo disponible).
Adicionalmente, modifica la viscosidad del moco cervical, dificultando el transporte de los espermatozoides a través del tracto reproductivo femenino.

Está descrito que, es posible, que las usuarias experimenten dolor de cabeza y en algunos casos náuseas, vómitos y alteraciones del patrón de sangrado.

Como todos los anticonceptivos hormonales, Escapel® NO protege contra infecciones de transmisión sexual (ITS). Se recomienda, para evitar este tipo de enfermedades, usar condón.

Se puede comprar de manera anticipada (Por ejemplo, para vacaciones) para garantizar que la mujer tendrá la tableta disponible cuando sea necesario y puede tomarlo tan pronto como sea posible después de una relación desprotegida o en la eventualidad que haya olvidado la toma del método regular.

Si el siguiente período menstrual se retrasa más de cinco días o se produce sangrado anormal, las mujeres deben buscar atención de un médico o matrona y descartar la posibilidad de un embarazo.

Si tienes otras consultas sobre el uso de Escapel® puedes escribirnos a [email protected] o [email protected]